• Toldelux
  • Toldelux
  • Toldelux
  • Toldelux
  • Toldelux

Herrajes del toldo: importancia y mantenimiento

22nd febrero, 2019
lona toldo

Si en nuestra anterior publicación os comentábamos que era preferible que la lona de vuestro toldo fuera de buena calidad para que así ésa os durara mucho más tiempo y, además, se deteriorara mucho menos, hoy, desde Toldelux, queremos centrarnos en otro elemento fundamental del toldo: el esqueleto.

Es cierto que lo que más sobresale es la lona, ya sea por su color, tejido, textura o funcionalidad, pero ésta no se luciría tan bien si no fuera por el esqueleto, que también es conocido como herraje, y sin el cual el toldo no podría tener un buen funcionamiento.

Algunos de los aspectos a destacar de él es que es mucho más resistente que la lona y, por lo general, está construido con aluminio, aunque también es posible encontrarse el herraje elaborado con otros materiales.

Al igual que la lona, el esqueleto puede deteriorarse con el paso del tiempo y debido a las condiciones atmosféricas, razón por el que hay que hacerle un determinado mantenimiento. Para llevarlo a cabo hay que tenerlo siempre seco y limpio, vigilando que los desperfectos que puedan aparecer no lo dañen. Nuestro consejo es que los herrajes se limpien con un paño mojado con agua y jabón.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que la estructura, si no se cuida bien, también se deteriora, razón por la que nunca hay que forzarla, y mucho menos usarla en caso de que veamos que hay algunas partes que están dañadas porque afectaría al resto.

De igual forma, con los meses se pueden acumular tanto hojas como insectos, lo que también provoca desperfectos. Es conveniente que quitemos todo esto en cuanto lo veamos para que el herraje no se vea afectado, y avisar a profesionales como nosotros que les hagan una revisión cada determinado tiempo para que verificar que todo está bien y, de esa  forma, prolongar la vida útil del toldo.


//